jueves, 11 de mayo de 2017

Madres de la Tierra Media (Candidatas)

Esta semana fue el día de las madres y quise hacer un homenaje a las mujeres de la Tierra Media que de alguna forma sobresalen siendo ejemplos a seguir de los grandes sacrificios que se llegan a hacer por amor a sus hijos. En este caso he tomado las 10 que a mi parecer son las más significativa, dejando en la parte derecha del blog una sección para que voten por su favorita.

SPOILER ALERT: Las historias pueden contener información importante de libros como El Silmarillion y ESDLA

Dís

Realmente sabemos poco de esta mujer enana. Es de particular interés que es el único nombre femenino de los Enanos en todo el Legendarium. Fue hija de Thrain II y por tanto hermana de Thorin. Sus hijos fueron Fili y Kili y vivió en las montañas azules. Ha sido muy aclamada en fanfics y seguramente sufrió mucho al saber que sus hijos y su hermano perecieron en la batalla de los cinco ejércitos.




Nerdanel

No hay muchos datos realmente de ella, se conoce más sobre su carácter que sobre su apariencia aunque en todos lados se la representa de cabellos rojos, cosa que sería coherente con parte de su descendencia.

“Cuando estaba todavía en su primera juventud, [Feanor] desposó a Nerdanel, la hija de un gran herrero llamado Mahtan, entre los Noldor el más amado de Aulë; y de Mahtan aprendió mucho sobre la hechura de las cosas de metal y piedra. Nerdanel era también de firme voluntad, pero más paciente que Fëanor, deseando antes comprender las mentes que dominarlas, y al principio ella lo retenía cuando el fuego del corazón de Fëanor ardía demasiado; pero las cosas que él hizo luego la entristecieron, y dejaron de sentirse unidos. Siete hijos le dio a Fëanor; y el temple de ella fue transmitido a algunos de ellos, pero no a todos.”

“Sólo el fuego de su propio corazón impulsaba a Fëanor, que trabajaba siempre de prisa y solo; y nunca pidió la ayuda ni buscó el consejo de nadie que habitara en Aman fuera grande o pequeño, excepto sólo y por un corto tiempo los de su esposa, Nerdanel la Sabia.”

“Nerdanel Llamada la Sabia; hija de Mahtan el herrero. esposa de Fëanor.”


Míriel

Míriel,llamada la bordadora, fue esposa de Finwë y madre de Fëanor. Se dice que el alumbramiento del hijo consumió el espíritu y el cuerpo de Míriel; y que después del nacimiento deseó descansar de la tarea de la vida. Y le dijo a Finwë: «Nunca volveré a concebir un hijo; porque la fuerza que habría alimentado a muchos se ha agotado toda en Fëanáro»

Entonces Manwë escuchó el ruego de Míriel, que fue a Lorien y se tendió a dormir en un lecho de flores bajo un árbol de plata; y allí el cuerpo de Míriel permaneció incorrupto, bajo los cuidados de las doncellas de Estë. Pero su espíritu fue a descansar a las estancias de Mandos.



Finduilas de Dol Amroth

Hermana del principe Imrahil, esposa de Denethor y madre de Boromir y Faramir. Se dice que fue una mujer de gran belleza y gentil corazón pero su salud decayó mucho mientras vivió en Minas Tirith. Les pareció a los hombres que Finduilas languidecía en la ciudad guardada, como una flor de los valles del mar sobre una roca estéril y esto finalmente causó su muerte a la corta edad de 33 años cuando sus hijos tenían 10 y 5 años respectivamente. Después de eso Denethor se volvió un hombre desesperanzado, sombrío y callado.


Celebrían

Hija de Galadriel y esposa de Elrond. Tuvo tres hijos. La doncella Arwen y los gemelos Elladan y Elrohir.  A continuación pongo el fragmento que cuenta su trágica historia

En 2509 Celebrían, esposa de Elrond, viajaba a Lórien cuando fue detenida en el Paso del Cuerno Rojo. Los Orcos atacaron repentinamente, desmembrando la escolta, atraparon a Celebrían y se la llevaron. Elladan y Elrohir fueron tras ella y consiguieron rescatarla, pero no antes de que la atormentaran y recibiera una herida ponzoñosa. Fue llevada de regreso a Imladris, y aunque Elrond le curó el cuerpo, ya no se sentía contenta en la Tierra Media, y al año siguiente se encaminó a los Puertos y cruzó el Mar. Y más adelante, en los días de Arassuil, los Orcos, que se multiplicaban otra vez en las Montañas Nubladas, empezaron a asolar las tierras, y los Dúnedain y los hijos de Elrond lucharon contra ellos. (Apendices ESDLA)

Elwing

Hija de Dior y Nomloth, su nombre significa Rocío de Estrellas, porque nació en una noche estrellada cuya luz resplandecía en el rocío de la cascada de Lanthir Lamath junto a la casa de su padre. Cuando era niña  logró escapar al la destrucción de Doriath llevando consigo el Silmaril que tiempo atrás sus abuelos Beren y Lúthien recuperaron de las estancias de Morgoth. En su exilio vivió en las desembocaduras del Sirion donde conoció a Earendil hijo de Tuor e Idril y con quien tuvo dos hijos. Los gemelos Elrond y Elros

Años después los hijos de Fëanor, Amrod, Amras, Maglor y Maedhros atacaron las desembocaduras del Sirion y Elwing logró esconder a sus hijos en una cascada, aunque después fueron encontrados por Maglor, quien se compadeció de ellos y los adoptó como sus propios hijos, pero Elwing se había arrojado al mar con el Silmaril al pecho. Pero no murió pues por gracia de Ulmo se convirtió en un ave marina (gaviota) y voló hasta el encuentro de su marido y juntos viajaron hasta las tierras de Aman donde intercedieron para que los Valar acudieran en ayuda de sus pueblos a lo que accedieron, pero no les dejaron marcharse de Aman, ya que habían incumplido la prohibición y les hizo escoger entre uno de los dos linajes a los que pertenecían, al igual que tendrían que hacer sus descendientes a partir de entonces. Elwing decidió a petición de su marido y escogió a los Elfos.
Los Valar construyeron entonces para Elwing una torre blanca en el norte, a orillas de los Mares Divisorios donde podía ver lejos hacia la Tierra Media.
Es posible que varias edades después, cuando Elrond tomó el barco a Eressëa tuviera la gracia de ver de nuevo a su madre, pero no hay relato que cuente sobre eso.



Melian

Fue una de los Ainur que viajó a la Tierra Media y allí fue donde conoció a Thingol y por amor a él se encarnó permanentemente en su cuerpo similar al de los elfos y juntos reinaron en Doriath donde hubo vida y alegría, y las estrellas brillantes resplandecían como fuegos de plata, y allí en el bosque de Neldoreth, nació Lúthien, y las blancas flores de niphredil se adelantaron para saludarla como estrellas de la tierra. Se dice que en Beleriand, en aquellos días, los Elfos andaban, y los ríos fluían, y las estrellas brillaban y las flores nocturnas esparcían una dulce fragancia; y la belleza de Melian era como el mediodía, y la belleza de Lúthien era como el alba en primavera.

Se cuenta en la Balada de Leithian como Beren llegó a Doriath y por amor pidió la mano de Lúthien a lo cual Thingol se negó pero Melian advirtió a su marido que el destino de Beren no estaba en sus manos y comprendió que el futuro traería la perdición a su hija y a Thingol.

Beren y Lúthien regresaron de la muerte en el año 469 de la Primera Edad y cuando su hija acudió a Doriath para verla, un gran dolor atormentó el corazón de Melian, pues supo que la elección de su hija conllevaba una separación más allá de los confines del Mundo. Se cuenta que cuando se despidieron madre e hija no hubo dolor más grande en la Tierra Media que el que Melian tuvo que soportar.



Morwen

Morwen era alta y de cabellos oscuros, y, por la luz de su mirada y la hermosura de su rostro, los hombres la llamaban Eledhvven, la de élfica belleza; no obstante era de temple algo severo y orgullosa. Tuvo tres hijos, Turin, Urwen (llamada Lalaith que significa risa) y Nienor.

Se dice que cuando eran niños, Turin y Lalaith cayeron enfermos por una enfermedad del Enemigo y si bien Turin se recuperó, pues ese era su destino, Lalaith falleció a su corta edad.

Y cuando Morwen fue a verlo,Túrin le dijo:
—Ya no estoy enfermo, y deseo ver a Urwen; pero ¿por qué no debo decir nunca más la palabra Lalaith?
-Poique Urwen está muerta y ya no hay risa en esta casa -respondió ella-. Pero tú vives, hijo de Morwen; y también el Enemigo que nos ha hecho esto.

No le dio más consuelo a él del que ella misma se daba, pues se enfrentaba al dolor en silencio y con el corazón frío.

Tiempo después, tras la derrota de la Nirnaeth Arnoediad, los orientales tomaron Dor Lomin y Morwen (aun embarazada de Nienor) envió lejos a su hijo Turin, a Doriath, donde creció grande y poderoso, pero Morwen y su hija fueron esclavas durante largo tiempo.

Sobre los hechos posteriores se cuenta en la Narn i hin Hurin (Balada de los Hijos de Hurin) donde Turin se convirtió en un gran guerrero mientras Morwen y Nienor lograron escapar de Dor Lomin. La tragedia los persiguió pues Morgoth por medio de Glaurung el Padre de los Dragones selló su destino.

Muchos años más tarde Morwen y Hurin se encontraron junto a la lápida de sus hijos

-¡Eledhwen! ¡Eledhwen! -gritó Húrin. Y ella se levantó y se tambaleó hacia adelante, y Húrin la cogió entre sus brazos.
-Has venido por fin -dijo ella-. Pero he esperado demasiado.
- El camino era oscuro. He venido en cuanto me ha sido posible - respondió él.
-Sin embargo, llegas tarde -replicó ella-, demasiado tarde. Se han perdido.
-Lo sé -dijo Húrin-. Pero tú no.
—Casi -susurró Morwen-. Estoy agotada. Me iré con el sol. Se han perdido. -Aferró con más fuerza la capa-. Queda poco tiempo -dijo-. Si lo sabes, ¡dímelo! ¿Cómo llegó ella a encontrarlo?. Pero Húrin no respondió, y se sentó junto a la piedra con Morwen abrazada; y no volvieron a hablar. El sol se puso, y ella suspiró, le tomó la mano y se quedó quieta; y Húrin supo que había muerto. (Los Hijos de Hurin)


Idril

La doncella de los pies plateados, hija del Rey Turgon de Gondolin conoció a Tuor por azares del destino, pues este hombre mortal encontró el camino a la Ciudad Escondida después de un largo viaje por intercesión de Ulmo y el amor nació entre Idril y Tuor colmando sus corazones. Turgon tenía pocos motivos para oponerse a su amor, porque veía a Tuor como uno de los suyos, que daba consuelo y despertaba grandes esperanzas. Así fue como por segunda vez un hijo de los Hombres desposó a una hija de Elfinesse. Así pues se casaron y construyeron una casa en lo alto de las murallas que miraban al valle y de ese inmenso amor nació un niño que llamaron Earendil que significa "Amante del mar"

Idril tenía el don de atravesar con su pensamiento la sombra de los hombres y elfos y supo por Maeglin del mal que caería sobre el reino de Gondolin por lo que advirtió a su esposo y mandó a construir un tunel para poder escapar de la ciudad escondida.

Triste fue el destino que cayó sobre los elfos y sobre esto se cuenta en La Caída de Gondolin donde Tuor luchó valientemente junto a los grandes capitanes mientras Idril defendió a su hijo de Maeglin quien entre el horror de la batalla, la atacó por no haberlo amado a él. Por suerte llegó Tuor a salvar a su familia dando muerte al fin a Maeglin y fue gracias a la previsión de Idril que gran parte del pueblo logró salvarse y viajaron a las desembocaduras del Sirion, pero Turgon pereció al igual que la mayor parte de los grandes elfos y así Idril perdió toda esperanza. Tiempo después Tuor se hizo a la mar junto con Idril y su destino es desconocido.

Se cuenta que Earendil logró ver una última vez a su madre en uno de sus viajes a la Torre de las Perlas.


Aredhel

Aredhel Ar-Feiniel, la Blanca Señora de los Noldor, hija de Fingolfin, vivía en Nevrast con su hermano Turgon, y fue con él al Reino Escondido. Pero se cansó de la ciudad guardada de Gondolin, deseando más que nunca volver a cabalgar en las vastas tierras y andar por los bosques. Así fue como viajó con su escolta a ver a su otro hermano Fingon pero por cuestiones adversas tuvo que tomar el paso peligroso de Nan Dungortheb donde fue separada de su escolta y ahí fue encontrada por Eöl, el elfo oscuro, quien se dice fue el mayor herrero de la Tierra Media y quien deseó a Aredhel y por medio de sus hechicerías le conduce a su oscura morada cerca del lago Gladuial donde después de varios años se casaron y dio a luz a su hijo Maeglin. Años más tarde Aredhel decide abandonar a Eöl llevando a Maeglin consigo y aunque pudieron llegar con bien a Gondolin, Eöl los siguió y fue hecho prisionero por Turgon. En un ataque de cólera Eöl se dispuso a darse muerte junto con su hijo lanzandole una jabalina envenenada. A esto Aredhel se interpuso y recibió la herida que le causó su muerte salvando así a su hijo. Por este crimen Eöl fue ejecutado


Gilraen

Llamada Gilraen la bella fue la madre de Aragorn II y esposa de Arathorn. Su nombre significa La Estrella Brillante. Cuando Aragorn tenía apenas dos años, su padre partió a combatir contra los orcos con los hijos de Elrond, y pereció con un ojo atravesado por una flecha orca; y así tuvo en verdad una vida breve para alguien de su raza, pues apenas contaba sesenta años cuando cayó.
Aragorn, que era ahora el Heredero de Isildur, fue llevado entonces a vivir con su madre en la casa de Elrond, y Elrond hizo las veces de padre para él, y llegó a amarlo como a un hijo. Pero lo llamaban Estel, que quiere decir 'Esperanza', y su nombre verdadero y su linaje fueron mantenidos en secreto por orden de Elrond. Cuando Estel tenía apenas veinte años de edad había llevado a cabo grandes hazañas en compañía de los hijos de Elrond y fue entonces cuando le fue revelado su verdadero linaje y ese mismo día se enamoró de Arwen y la historia de como lograron estar juntos se cuenta en otro lugar. De cualquier modo Gilraen supo, pues tenía el don de ver el futuro, que el destino de su hijo sería alto por lo que decidió dejarlo al cuidado de Elrond y regresó a Eriador, con su propia gente, y allí vivía sola; y a su hijo, que pasaba largos años en países lejanos, lo veía en muy raras ocasiones. Pero una vez, cuando Aragorn regresó al Norte, y fue a verla, ella le dijo antes de que él volviera a irse: 'Ésta es nuestra última separación, Estel, hijo mío. Como a cualquiera de los Hombres comunes, también a mí me han envejecido las preocupaciones; y ahora que la veo acercarse, sé que no podré soportar la oscuridad de nuestro tiempo que se agolpa en la Tierra Media. Pronto habré de partir'.
Aragorn trató de confortarla, diciendo: 'Todavía puede haber una luz más allá de las tinieblas; y si la hay, quisiera que la vieras y fueras feliz'.
Pero ella le respondió con este linnod:

Onen i-Estel Edain, ú-chebin estel anim
Di Esperanza a los Dúnedain, y no he conservado ninguna para mí.

y Aragorn partió con el corazón oprimido. Gilraen murió antes de la primavera siguiente.
Esa frase es un juego de palabras pues Estel es tanto el nombre de su hijo como la esperanza de ella misma


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Madres de la Tierra Media (Candidatas)

Esta semana fue el día de las madres y quise hacer un homenaje a las mujeres de la Tierra Media que de alguna forma sobresalen siendo ejempl...